1921: los canadienses Frederick G. Banting y Charles Best descubren cómo extraer insulina de los animales para tratar la diabetes en seres humanos.

1923: en marzo, los primeros pacientes daneses reciben tratamiento con insulina extraída del páncreas bovino. La primavera de ese año, en el mes de agosto, Krogh y el Dr. Hagedorn fundaron Nordisk Insulinlaboratorium.

1924: los primeros experimentos para extraer insulina de animales para uso en seres humanos se llevan a cabo en el sótano del hermano de Pedersen en Fuglebakkevej, en Dinamarca.

1925: Harald y Thorvald Pedersen diseñan una jeringa especial, la jeringa Novo, que los pacientes pueden usar
para inyectarse insulina. Esto era algo nuevo, ya que la insulina Nordisk se presentaba en comprimidos, y había que disolverla y tragarla.
Los hermanos Pedersen llaman a su empresa Novo
Terapeutisk Laboratorium.

1935: Novo construye su primera fábrica en Fuglebakken, en Dinamarca. El arquitecto es Arne Jacobsen,
uno de los arquitectos y diseñadores más exitosos de Dinamarca.

1939: Thorvald Pedersen decide expandir el negocio produciendo enzimas y averiguar si el páncreas podía usarse para la extracción de insulina y la producción de enzimas. Esto reduciría los gastos y disminuiría la demanda de páncreas en todo el mundo.

1940: Novo ofrece prestaciones especiales por hijo para empleados con hijos.

1941: cristales de tripsina: la primera enzima de Novo. Los científicos de Novo descubren una manera de extraer insulina y tripsina, que se utilizan para limpiar la piel y el cuero antes del curtido, desde las mismas glándulas pancreáticas. Anteriormente, la tripsina se destruía en el proceso de extracción de insulina.
Los investigadores de Novo lograron que las bacterias produjeran amilasa, que se utiliza para el desencolado en la industria textil. Ese acontecimiento sentó precedente del enorme éxito de Novo con la fermentación de enzimas.

1946: el descubrimiento de cristales de tripsina fue patentado primero por Svend Frederiksen en 1946; la producción de enzimas de tripsina ya había comenzado en 1945.

1951: se funda Novo Foundation para apoyar causas científicas, sociales y humanitarias, y para proporcionar la mejor protección posible para la empresa a través de la nueva estructura de la compañía.

1952: Termozym® es la primera enzima microbiana de Novo, seguida de Aquazym® en 1954. Las dos se utilizan en la industria textil para quitar el almidón de las telas.
Arne Jacobsen diseña la silla “Hormiga” para la nueva cantina de Novo. Hasta el día de hoy, la silla se comercializa en todo el mundo.

1957: Novo pone en práctica una semana laboral de cinco días.

1960: se lanza la enzima de Novo para usar en la industria de detergentes y se construye la primera planta piloto en Fuglebakken,, cerca de Copenhague.

1963: Alcalasa es la primera enzima de detergente de Novo producida por la fermentación. Eliminaba manchas de sangre, sudor y otras manchas, y funcionaba con otras sustancias en el detergente.

1965: parte de la producción de Novo se trasladó a nuevos edificios construidos en un terreno de 122 000 m2 en Bagsvaerd, Dinamarca.

Novo triplica la fuerza laboral, y alrededor de la mitad son mujeres.

1969: Novo construye e inaugura una fábrica en Kalundborg, Dinamarca.  

Durante la década de 1960, Novo lanza varios productos de enzimas nuevos y mejorados para detergentes y otras aplicaciones industriales. En esa época, la industria del almidón se convierte en un cliente importante.

La revista médica británica "The Lancet" publica un artículo que cuestiona la seguridad de las enzimas en los detergentes, el cual llama la atención de los medios masivos de comunicación en los EE. UU .

1971: los estudios demuestran que las enzimas en detergentes no presentan ningún tipo de riesgo para los consumidores. No obstante, el medio ataca la propagación de enzimas en los detergentes a Europa, lo que produce una caída en las ventas.

A fines de ese año, las autoridades de salud de los EE. UU. determinan que las enzimas en detergentes son seguras para usar. De ese modo, se calma la tormenta mediática. Para reducir el riesgo de que los trabajadores en las fábricas de detergente desarrollen alergias, Novo desarrolla preparaciones con enzimas libres de polvo.

1974: las empleadas de Novo exigen igualdad salarial por primera vez.

Las acciones de Novo cotizan en la bolsa de valores de Copenhague.

1975: Brasil lanza un proyecto a gran escala para producir alcohol combustible como una alternativa al petróleo crudo, que es más caro.

1979: Novo pone en funcionamiento un departamento ambiental.

1981: Novo se convierte en la primera empresa escandinava que cotiza en la bolsa de valores de Nueva York.

1985: a mediados de la década de 1980, Novo abastece aproximadamente el 60 % del consumo total de enzimas en detergentes a nivel mundial.

1987: Novo lanza Lipolase®, la primera enzima de separación de grasas para detergentes elaborados con microorganismos genéticamente fabricados. Fue el primer producto de enzima fabricada genéticamente de Novo, y salió del laboratorio y se introdujo en el mercado en tan solo cuatro meses.

1989: las compañías danesas Novo y Nordisk Gentofte se fusionan para dar origen a Novo Nordisk.

Se inaugura la fábrica brasilera. Tan solo 18 meses después de la adquisición del terreno, se produjo y vendió la primera enzima.

1992: Novo inaugura en Davis, California.

1994: Novo se convierte en la primera empresa de Dinamarca en enviar un informe ambiental, y también es una de las primeras empresas en implementar el enfoque de triple resultado (“triple bottom line”, en inglés), que tiene como objetivo establecer un equilibrio entre aspectos financieros, sociales y ambientales.

El enfoque de triple resultado evalúa las actividades de la compañía respecto a la responsabilidad y el impacto ambiental, y la viabilidad económica. Este método contable consiste en expandir el marco de informes tradicional para tener en cuenta el desempeño ecológico y social, además de los informes financieros. El concepto de sostenibilidad actual surge de los informes de triple resultado.

1996: se lanza DeniLite®, la primera enzima en el mundo para decolorar la tela de jean en la industria textil.

1998: se lanza Kannase®, una enzima de detergente para el agua blanda y fría.

Abre una nueva fábrica de enzimas en Tianjin, China, que permite que los agricultores chinos se sumen a los agricultores daneses, estadounidenses y brasileros para recibir NovoGro®.

1999: Novo publica su primer informe social.

2000: Novo se divide en tres empresas independientes: Novo Nordisk A/S, Novozymes A/S y Novo A/S. El director ejecutivo de Novozymes es Steen Riisgaard.

Por primera vez, los clientes pueden adquirir enzimas por Internet a través del nuevo sitio web de Novozymes.

2001: Novozymes adquiere Sybron en Salem, EE. UU. La adquisición marca el comienzo del negocio de microorganismos en los EE. UU.

Novozymes en Davis firma un contrato con el gobierno de los EE. UU. para desarrollar enzimas que pueden convertir la biomasa en combustible ecológico.

2004: Novozymes obtiene el premio “Presidential Green Chemistry Challenge Award” por trabajar sobre la base de enzimas para desarrollar aceites y grasas más saludables para utilizar en los alimentos.

2005: lanzamiento de seis principios de integridad para ayudar a los empleados particulares a abordar problemas como el soborno.

2006: adquisición de la empresa biofarmacéutica australiana GroPep y la empresa biotecnológica Delta, con sede en el Reino Unido. Este acontecimiento marca el comienzo del negocio biofarmacéutico.

2007: el presidente Bush visita la sede central de Novozymes en los EE. UU. y lleva a cabo un panel de debate sobre los avances en biocombustibles.

Novozymes adquiere Philom Bios de Canadá, lo que constituye el primer paso hacia la elaboración de productos biológicos para el mercado agrícola.

2008: inauguración de las instalaciones de fermentación de enzimas más grandes de China, principalmente centradas en productos para la industria del bioetanol.

2010: lanzamiento de Cellic®, la primera enzima comercialmente viable para producción de biocombustible a partir de desechos agrícolas, que ofrece biocombustible celulósico como una alternativa competitiva al gasoil.

Adquisición de la empresa de agricultura biológica brasilera Turfal.

2011: adquisición de EMD/Merck Crop BioScience: el negocio de USD 283 millones convierte a Novozymes en una de las empresas más importantes en cuanto a soluciones de biofertilidad para la agricultura.

Inauguración de una nueva planta de ácido hialurónico en China.

2012: inauguración de una planta de enzimas (para biocombustibles) en Blair, Nebraska.

2013: Peder Holk Nielsen es nombrado director ejecutivo.

Abre la primera planta de etanol celulósico de escala comercial en el mundo, en Crescentino, Italia. La planta utiliza enzimas de Novozymes.

En una alianza transformadora, Novozymes y Monsanto se unen para crear The BioAg Alliance, con el objetivo de desarrollar y ofrecer soluciones de agricultura biológica para los agricultores.

2014: la producción comercial de etanol celulósico se amplía a nivel global, ya que Novozymes ofrece soluciones enzimáticas para plantas en América del Sur y América del Norte, así como en Europa.

The BioAg Alliance entra en pleno funcionamiento y realiza más de 170 000 pruebas prácticas en los EE. UU.

Para seguir satisfaciendo las necesidades de los clientes en mercados emergentes, Novozymes lanza Medley®, un producto que consiste en innovadoras combinaciones de detergentes que satisfacen necesidades y cumplen con condiciones regionales específicas.