Los consumidores a nivel mundial quieren productos lácteos más libres de lactosa y con bajo contenido de azúcar. Con Novozymes, puede hacer realidad ambas preferencias.

Hay miles de millones de personas en todo el mundo que sufren intolerancia a la lactosa y no pueden digerir el azúcar natural de la leche de vaca. Para esos consumidores, los productos libres de lactosa son una opción natural.

Sin embargo, a millones de personas que pueden digerir la lactosa también les interesan los productos deslactosados.

En Europa, las tasas de intolerancia a la lactosa son bajas, pero, aun así, hay muchos consumidores que prefieren leche, yogur, queso, helado y otros productos lácteos bajos en lactosa o deslactosados. Este comportamiento de los consumidores refleja una mayor tendencia a adquirir productos del tipo “libre de”, es decir, que carezcan de azúcar, gluten o lactosa.

"La gente percibe que los productos con bajos niveles de lactosa y azúcar son mejores”, afirma Emmanuel Michelot, gerente de Desarrollo Comercial de Novozymes. “Esto implica sumar más presión a las marcas de alimentos para que mantengan el nivel. Novozymes está trabajando con los productores de lácteos para ayudarlos a satisfacer esta demanda”.

Azúcares naturales

Saphera® de Novozymes apunta al mercado de productos bajos en lactosa. El producto divide la lactosa en glucosa y galactosa, que son azúcares naturales que les otorgan un sabor dulce a los productos lácteos. De este modo, los productores agregan menos azúcar a sus productos.

“Saphera se adapta muy bien para los productos compuestos de leche fermentada y sin fermentar, como los yogures, y ayuda a endulzar los productos durante su período de conservación con menos azúcar agregada”, explica Michelot. “Ayuda a los productores a atender tanto las tendencias de productos deslactosados como de productos con bajo contenido de azúcar al mismo tiempo”.