Las enzimas se regulan a nivel mundial, y están aprobadas como ingredientes biológicos seguros en la fabricación de numerosos productos, como detergentes, productos textiles y alimentos. Al igual que otras proteínas como las del polen o la harina, las enzimas pueden causar reacciones alérgicas en las personas que trabajan con ellas en los procesos industriales si no se las manipula correctamente. 

Existen formas de prevenir las alergias en el lugar de trabajo, y un gran volumen de investigaciones publicadas y datos de las instalaciones de producción de compañías importantes en todo el mundo confirman que los riesgos para los trabajadores se minimizan a través de los procesos adecuados. Las industrias que utilizan enzimas poseen normas vigentes para asegurar que los trabajadores tomen las medidas de protección necesarias. 

Con el fin de minimizar la exposición a las enzimas, Novozymes ha diseñado productos enzimáticos que desprenden una mínima cantidad de polvo. Estos productos se venden en diferentes formulaciones granuladas o líquidas. 

El riesgo de alergias solo se relaciona con las personas que trabajan con las enzimas en procesos industriales, y no con los consumidores. 

Los clientes de Novozymes pueden descargar las normas de seguridad para la manipulación de enzimas de Novozymes Market.